MAPA DEL SITIO
AÑADE TU ENLACE
AGENDA
E-MAIL
FACTORES DE CONVERSION DE MEDIDAS
 

 

 Vamos a dar un pequeño repaso a los museos relacionados con la aviación, ultimos refugios de aeronaves, que de alguna forma han dejado su huella en la historia, bien sea debido a su intervención en algun conflicto bélico, o simplemente han marcando un paso del hombre en su afan por volar.

     

Click para abrir listado
 Pulsando sobre el avión de la izquiera accederás a un listado de Museos y Colecciones de Aviones Históricos del Mundo.
 Situado en el aeropuerto de Málaga, este es un Museo público, dependiente de Aena-Aeropuerto de Málaga y localizado dentro del aeropuerto junto a 'Aviación General', que es la terminal de pasajeros histórica del Aeropuerto

  El contenido de los 3.000 metros cuadrados de exposición incluye piezas procedentes de todos los aeropuertos de España relacionadas con la aviación y los aeropuertos, aviones históricos en exposición, un observatorio de aviones del Aeropuerto moderno desde la histórica Torre de Control de los años 40, publicidad histórica de compañías aéreas, o la visita a la cabina de un avión DC-9 de Iberia.

  También se puede disfrutar viendo maquetas, aeromodelos, trajes de azafatas y todo lo relacionado con la evolución de las compañías aéreas. Durante la visita se podrá comprobar el funcionamiento interno de un aeropuerto con la evolución de la tecnología aeronáutica y aeroportuaria -motores de aviación, diseño de pistas de vuelo, iluminación por radiofaros, radiocontrol y teletipos, y el desempeño de las distintas profesiones, como por ejemplo controlador aéreo, cetrero, señalero, azafata o piloto. Por último, cuenta con una sala interactiva en la cual diversos mecanismos manipulables le mostrarán los principios de la Física aplicados a la aviación.

 Sin duda, un lugar de nuestra geografia aeronaútica que no se nos puede pasar por alto.

 Los transportes públicos son el tren de cercanías a Fuengirola y las líneas de autobuses urbanos 10 y 19.

 El horario es de martes a domingo de 10-14 horas y martes tarde de 17-20 horas.

  Las visitas pueden ser libres o guiadas, y son gratuitas. No hace falta reserva previa salvo para grupos de más de 15 personas.

 Teléfono de atención es el 952048176, correo electrónico agpmuseo@aena.es y web www.aeroplaza.org


 Al sur de San Francisco, siguiendo la carretera interestatal 101, se encuentra ubicado, en el aeropuerto de San Carlos, el Museo Aeroespacial Hiller, en la que se pueden encontrar aeronaves de todas las épocas.

 Este museo esta reservado para la historia de la aeronáutica en California, encontrando en su interior aeronaves de todas las épocas contruidas en California, y una pequeña parte de aparatos construidos en el resto de los EEUU.

 Muchos de estos aviones, han sido reconstruidos a partir de los planos originales, y junto a estos, se muestran los restos de los originales. En total, la institución Hiller ha invertido 11 millones de dólares en este museo.

 Entre las más de 30 aeronaves propiedad de Hiller, se expone el bimotor push-pull canard Rutan Defiant (1976), empleado por el prestigioso diseñador Rutan, para sus desplazamientos personales hasta el año pasado, en que lo donó al museo. Está expuesta una de las Cristen Eagles de la prestigiosa patrulla acrobática The Eagles Aerobatic Team, así como un video mostrando una de sus exhibiciones.

 También podemos encontrar, en cuanto a avición experimental se refiere, el Condor, una de las aeronaves robotizadas mas grandes jamás construidas (mas o menos como un 747), construida en fibra de carbono y sin piloto, navega programando su ordenador de vuelo, y ha llegado ha alcanzar una altitud de 67.208 ft de altitud con una autonomía de 80 horas de vuelo y un alcance de 20.000 millas, sirviendo de prueba para posteriores vuelos comerciales sin tripulación.

 El taller de reconstrucción del museo, ha llevado a cabo la construcción de una serie de aviones de los años 20, relacionados con la historia aeronáutica de California. El Fowler-Gage (1913). R. Fowler cruzo el Canal de Panamá, a los mandos de este aparato por primera vez, llevando una cámara a bordo. Fué considerado el primer avión espía de los EEUU.

 El biplano Gonzales (1912) fue contruido por Willy, Arthur y su hermano mayor Eddie, siendo el primer avión motorizado con hélice, diseñado en el Norte de California. Llevaba un motor de 36 hp.

 También encontramos el Curtiss Pusher (1911), que fué el primer aeroplano que despegó y aterrizó en un barco.

 La Universidad de Standford donó al museo el que fuera el primer tunel aerodinámico construido y empleado en el estudio del rendimiento de las hélices en el año 1915.Todos los elementos del tunel, así como las hélices de madera, son las originales.

 El museo cuenta con una tienda donde es posible adquirir una camiseta, un aeromodelo, un libro, y un largo etc de artículos relacionado con la historia que se encierra en el interior del museo.

 El museo cuenta con una salida directa a las pistas de vuelo del aeropuerto de San Carlos y conexión con la torre de control del aeródromo, para que el público visitante pueda seguir las comunicaciones con la torre de control del Aeropuerto Internacional de San Francisco.

TEXTOS Y FOTOS: Carlos Bravo Dominguez
Extraido de Aviación General y Deportiva año IV nº 36

 En el año 1975, algunas de las joyas más importantes de la aeronáutica española, fueron reunidas y mostradas al público en el aeródromo madrileño de Cuatro Vientos. Desde entonces hasta nuestros días el Museo de la Aeronáutica no ha dejado de incorporar nuevos aparatos, ampliandose también para dejar paso a la astronáutica.

 Está situado en el kilómetro 10.900 de la autovía de Extremadura (N-V) y se exponen mas de 150 aeronaves. En total son más de 60.000 metros cuadrados dedicados a museo, de los cuales casi 38.000 se encuentran al aire libre y otros 7.000 en hangares. También se pueden ver motores, emblemas, banderas de escuadrones, curiosidades relacionadas con la aviación, etc, etc.

 La idea de instalar en Madrid un museo dedicado a la aeronáutica, surgió después de la Guerra Civil, de forma paralela a la creación del Ejército del aire, el objetivo no era otro que al igual que ocurría en otros países, España tuviera un lugar en el que se depositaran los objetos y aviones que reflejaban la evolución e historia de la aeronáutica española para exponerla al público. Encontrar un lugar adecuado fué la taréa más complicada, en 1948 se propuso ubicarlo en los bajos del edificio del Ministerio del Aire, propuesta que no fructificó. Años después, en 1966 volvió a considerarse que los lugares más idóneos para exponer objetos, maquetas y documentos históricos, eran las salas de la planta baja del Ministerio y las aeronaves se exhibirían en los patios y en la Plaza de la Moncloa. En principio los aviones no eran muchos, su tamaño no suponía grandes problemas a la iniciativa, pero la incorporación en 1969 de los DC-3, los Junkers J-52 y los Henkel 111, con una envergadura mucho más grande, les obligó a desecharlo y pensar en que la solución era un edificio propio con vistas a futuras ampliaciones, bien en el Aeródromo de Cuatro Vientos o en el Aeropuerto de Barajas, aunque también se estudió la posibilidad de situarlo en la Casa de Campo o en los solares de la Plaza de la Moncloa. Finalmente en 1975, el Patronato de Casas del Aire decidió establecer el Museo en el Lugar en el que hoy se encuentra, en el aeródromo de Cuatro Vientos.

 Se creó la primera Escuela de Ingenieros Aeronáuticos en la zona cubierta de exposición de material aéreo, dos lagunas para los hidroaviones y zona ajardinada para la exposición de aeronaves en el exterior.

 
El Museo de la Aeronáutica posee un gran número de aviones que ya han pasado a formar parte de la história de la aviación internacional. Algunos de ellos son réplicas exactas de aparatos como el legendario triplano Fokker DR-1, utilizado en la primera gran contienda mundial. La designación DR venía de la palabra alemana dreidecker (triplano).

 Otra de las réplicas que se pueden contemplar es la del legendario Dornier Wall bautizado como Plus Ultra, que en Enero de 1926 recorrió los 10.270 km que separan la localidad onubense de Palos de la Frontera y Buenos Aires, empleando para ello un tiempo total de 59 horas y 39 minutos.

Tampoco podía faltar el autogiro de Miguel de La Cierva, cuyo primer vuelo partió del aeródromo de Cuatro Vientos.

Tambien tenemos un Breguet XIX Gran Raid, con el que en 1928 los capitanes Jimenez e Iglesias intentaron batir el record del mundo de distancia aérea desde Sevilla hasta lo que es hoy Irak. No hay que olvidarse tampoco del Dragon Rapide, en De Havilland DH-89, que trasladó al general Franco desde lLas Palmas hata Tetuán al comienzo de la Guerra Civil.

De la contienda Civil Española, hay aparatos como un Buchón, la versión española del Me-109, un par de bombarderos alemanes Heinkel y Junkers, que más tarde poblarian los cielos de Europa, un I-16 Mosca, y un sinfín de aparatos que participaron en el desarrollo de la aviación española, bien en contiendas militares o en la vida civil.

     Extraido de la publicación "Las Noticias del Este"

 Visitamos el Imperial War Museum de Duxford, en cuyo interior tambien se encuentra un Hangar que constituye el American Air Museum, en el cual se encuentran aeronaves de la história aeronáutica Norteamericana.

 Se encuentra en las afueras de Duxford, cerca de Cambridge, y está situado en un aeródromo que operó durante las dos guerras mundiales, con una inmensa pradera que forma la pista, y un gran número de hangares y otras edificaciones que se usaron durante ambas contiendas.

 En su interior podemos encontrar un sinfin de aeronaves que han formado parte de la história aeronáutica británica, tanto militar como civil.

 Comenzaremos la visita por el primer hangar, en el cual encontramos un Concorde, un Vulcan, un Ju-52, un Storch, un Mig 21 entre otros.

 También disponen de una importante colección de motores auténticos, entre los que podemos encontrar el Jumo que montaba el imbatible Me - 262 alemán y el mítico Rolls Roice Merlin de los Spitfire, entre otros.

 Continuaremos la visita pasando por otros cinco hangares, uno de los más interesantes es el dedicado a la Guerra de las Malvinas, en el cual podemos ver aparatos que lucharon en la contienda y algunos que fueron requisados a las fuerzas argentinas, como el Pucara que se encuentra en su interior.

 Uno de los hangares es utilizado para reconstrucción y reparación de aeronaves, y en el se pueden ver auténticas reliquias, aunque en algunos casos sean solo pedazos de lo que fueron en su día auténticas joyas de la aviación. En el se puede observar el trabajo que realizan sus mecánicos con estos viejos aparatos y el resultado final, que es impresionante.

 

 En el Air American Museum, podemos deleitarnos en su interior con la agradable visión que nos ofrece un Stearman, un U2, un impresionante B-52, un Mustang, un Hellcat y un Phantom, entre otros.  En su interior contamos con tienda de recuerdos, maquetas, libros, videos, etc y cafetería.

 En uno de los hangares, se pueden ver auténticas bombas V1 de las que se lanzaron sobre Londres, y ver en fotografía como los Spitfire y los Mosquitos intentaban desviar de su trayectoria a estas mortiferas armas, utilizando sus alas.

  Se puede acceder al interior del Concorde, y lo primero que llama la atención es el poco espacio con que cuenta la tripulación en la cabina, y desde el interior se puede adivinar la silueta superaerodinámica de esta veloz aeronave.

 En el exterior de los hangares, se encuentran expuestos por todos lados otros aparatos de forma estática, aviones comerciales, a cuyo interior se puede acceder libremente, cazas reactores, bombarderos, etc, etc...

 Nos llamó la atención un recinto en el que se albergaba el Museo de La Guerra por Tierra, en cuyo interior se podía encontrar de todo. La verdad es que más que un museo, parecía una recración de la guerra, con maniquies simulando combates, escenarios que parecían reales (entre los cuales se iba caminando) y todo ello acompañado de un sinfin de ruidos de tanques, disparos, explosiones, etc, que sumergen al visitante el la atmosfera del campo de batalla,...hay que verlo para creerlo.

 Podemos visitar también la Sala de Operaciones desde la que se dirigían los combates aéreos y las estrategias a segir durante la contienda, recreando con sonidos de aviones y conversaciones la visita al mismo,.....muy logrado.

 Es curioso ver en el exterior de los hangares, una rampa de lanzamiento de las V-1 con una V-1 a punto de salir disparada, un radar alemán de increibles dimensiones, y un gigantesco cañón que defendía el paso del estrecho en Gibraltar.

 Tras varias horas andando de hangar en hangar, el cuerpo nos pedía comer, y para ello hay en su interior un restaurante para aliviar penurias, pero claro, comida inglesa...

 Realmente podemos decir que este museo dejará saciado a todo entusiasta de la aviación, por el número, variedad y forma de presentar los aviones y su lugar en la historia, mediante sonidos ambientales, videos y recrando como eran las trincheras, combates, etc, etc.

Tambien se puede dar una vuelta en un Tiger Moth o en un de Havilland Rapide, e incluso dar una vuelta en un carro de combate.

Juan Enrique Perez Muñoz


A continuación tienes algunas páginas interesantes de museos aeronáuticos de todo el mundo:

 
 
 
F.I.O. La Fundación Infante de Orleans, es una colección de aviones históricos en vuelo cuyo origen se remonta a 1984, cuando un grupo de aficionados creó la Sección de aviones Históricos del Aeroclub J. L. Aresti. Para consolidar esta iniciativa se constituyó en 1989 la Fundación, con el con el objetivo de contemplar la más amplia colección posible de aviones que han jugado un papel prominente en el desarrollo de la aeronáutica española. La colección de aviones de la fundación cuenta en la actualidad con 23 ejemplares, de 17 modelos diferentes que abarcan 60 años de la historia aeronáutica española, en perfectas condiciones de vuelo. Entidad colaboradora del Instituto de Historia y Cultura Aeronáutica y acreedora del Diploma de Honor de la Federación Aeronáutica Internacional, la Fundación Infante de Orleans amplía su campo de actividad a todas aquellas acciones que tienen por objeto difundir la cultura aeronáutica española.
 
National Air & Space Museum

Se encuentra en Washington y pertenece a la Fundación Smithsonian.

 Nos ofrece un viaje a traves del mundo de la Aviación y la Aeronútica.

 En el se encuentra el Samuel P. Langley Theater y el Albert Einstein Planetarium. En el primero se pueden visualizar películas en formato IMAX, mientras que el segundo nos embarca en una aventura astronómica que nos abrirá una impresionante ventana al espacio exterior.

 


AERÓDROMOS METEOROLOGIA ALBUM DE FOTOS MERCADILLO NORMATIVA
AVIONES REPORTAJES ESCUELAS PUBLICACIONES SEGURIDAD EN VUELO
NOTICIAS ENLACES FEDERACIONES TECNICA DE VUELO E-MAIL
MOTORES RELATOS MUSEOS SIMULACION INICIO
AUTOGIROS AERODINAMICA VUELO ACROBATICO